Sr. Manuel Caballero, Viceministro de la Subsecretaría de Estado de economía e Integración del Ministerio de hacienda de la República del Paraguay.

Reflexión sobre la mirada económica sobre la crisis financiera internacional y sobre los esfuerzos que se ha hecho dentro del Banco del Sur.

Lo primero que es conveniente mencionar es que la situación que estamos atravesando en la economía global es un escenario de mucha incertidumbre, un escenario donde todas las proyecciones económicas que se realizan mes tras mes vienen recortándose para el 2012, un escenario donde da la impresión de que los países saben que se puede desatar otra crisis financiera como la de setiembre del 2008 cuando cae el Gilman Brothers, y un escenario donde hace un año y medio tal vez que no conocíamos los problemas de Grecia, hoy los problemas de Grecia son problemas de Europa, donde está en juego no sólo el 10 % del PIB de Europa que pertenece a Grecia sino el mismo euro, y la gravedad de la crisis se nota hoy principalmente porque se está empezando a hablar abiertamente de una posibilidad de devaluar el euro.

Además es una situación que los países de la periferia podemos contemplar el partido desde las graderías, porque las decisiones que tomen los europeos nos van a afectar a todos pero muy poco podemos hacer, y dentro de Europa la economía lo suficientemente grande y solvente es la de Alemania. La crisis del euro en realidad es consecuencia de años de déficit fiscal de los países, años de gastar más de sus recursos, años de endeudamiento y que refleja problemas estructurales de fondo, pérdida de legitimidad con relación a las economías de Asia, empobrecimiento de la población.

Una variable es el afán desmesurado que ha habido en los sistemas económicos que se ha planteado rentabilidad a cualquier precio, eso significó que se pensara que no habían riesgos ni límites e hizo que se tomaran muchas decisiones equivocadas que hoy juntadas se multiplican y hacen un cóctel muy explosivo para la preocupación que hay sobre el panorama en Europa. Países que eran prósperos hoy están sufriendo y tambaleando bajo la disciplina del mercado, un mercado que hoy le sacan calificaciones, le hacen perder la calificación de su deuda. Con esta última cumbre todo el mundo pensó que ya estaba superada la crisis porque subieron las acciones pero la rentabilidad cada día bajaba, entonces siguen con problemas. Este tema de la disciplina del mercado es reflejo de la disciplina fiscal. Estamos entrando en una fase peligrosa,  de mucha incertidumbre, porque una resolución desordenada de esta crisis va a tener impacto en todo el mundo.

En este contexto el Paraguay tradicionalmente ha estado aislado de los mercados mundiales y siempre ha sido una desventaja, sin embargo hoy puede considerarse una cierta ventaja. Las decisiones estratégicas que tomó la administración actual de desendeudamiento y de no recurrir al endeudamiento del mercado ha tenido sus frutos; en ese contexto hemos impulsado iniciativas como la del Banco del Sur, esto es importante para la región y más para el Paraguay tener iniciativas como ésta.  Escuchando a todos los colegas del grupo de las naciones, como se diagnostica, enriqueciendo las perspectivas; porque hay países pequeños, grandes y medianos y todo eso ha resultado en un convenio bastante equilibrado.

Esta fue una década de prudencia en el manejo económico y fiscal, por ello que las economías de Sudamérica sortearon con relativa facilidad la crisis por primera; pero debemos resolver otros problemas estructurales, y es ahí donde el Banco del Sur puede tener la capacidad de responder a nuestras necesidades, este banco es un instrumento para el desarrollo, sobre todo para los países medianos y pequeños, un canal también para el desarrollo de los sectores privados que están sometidos igualmente a la disciplina del mercado, si ellos tienen que prestar dinero de bancas totales proveniente de Europa o EE.UU, por lo tanto si los propios capitales son inciertos eso significa que el dinero que se tiene hoy se puede ir mañana, por lo tanto el sector privado también se ve afectado en su crecimiento económico.

Para la inversiones extranjeras que entran en nuestros países, por ejemplo las multinacionales que de un día para otro pueden tomar la decisión de trasladarse, qué establece qué inversiones entran en nuestros países, en nuestras regiones, que son más estables  y tienen otra mirada, una mirada más local y es más positiva para el desarrollo, ahí yo creo que el Banco del Sur tendrá un rol muy importante de fomentar ese tipo de inversión en la región y fomentar el crecimiento del comercio regional. Si el 1% de la población deja de comprar de la extra zona y compremos entre nosotros fortaleceríamos a los sectores económicos de nuestro país.

Para países como Paraguay, Uruguay y Argentina, eso es muy relevante, y en ese sentido es un gran desafío. Para el Paraguay tener varias fuentes de financiamiento concesional que no nos obligue a recurrir a la disciplina del mercado también es positivo, por eso es que hemos apoyado esta iniciativa donde existe flexibilidad para los pequeños, cuanto más cerca tuyo está es más fácil de tramitar, así es más fácil tramitar con el Banco del Sur que con el Banco Mundial. Y el desafío para el financiamiento de toda esta parte estructural y de desarrollo que es muy importante en este contexto porque hoy nuestro desafío es enfrentar unidos una crisis.

China des industrializó EE.UU y prácticamente Europa o sea, sus economías se prepararon para un sociedad industrial y hoy día está des industrializada. Ahora tenemos el desafío de China e India, lo que hizo China e India en el mundo puede arrasar, en ese sentido nosotros debemos mirar a la región y la única manera de enfrentar ese desafío es uniéndonos, en este contexto el Banco del Sur es muy bueno. Ver mecanismos de trabajar entre nosotros, generar el comercio interregional, estudiar las posibilidades de comercializar con comunidades locales, dado que la única moneda de reserva en el mundo es un dólar devaluado, otras alternativas es el euro que tiene problemas, el yuan, pero su manejo no es muy trasparente para trabajar.

El Banco del Sur recoge una mayor participación de los países pequeños, uno de los desafíos del mismo es resolver el tema de las sub sedes, existe mucho debate en torno a eso de cómo hacer una descentralización razonable y cómo tratamos los comienzos pequeños de esta institución. Este es un desafío importante que tiene el Banco del Sur, la sede principal está en Caracas y las sub sedes en Buenos Aires y La Paz.

Probablemente entre hoy y mañana quede en vigencia el convenio con la ratificación de Uruguay. Brasil y Paraguay aún no han enviado su ratificación del convenio del Banco del Sur. Pero una vez que Uruguay haya aprobado ya entrará en vigencia el convenio y será una realidad, por lo cual muchos de estos temas que tenemos las comisiones técnicas se van a resolver muy rápido. Estamos muy cerca a tener un nuevo instrumento que va a marcar una diferencia en la región sobre todo para los países más pequeños, en ese sentido pienso que es muy buena esta iniciativa de poder reflexionar sobre estos temas, tener insumos, ideas porque estamos en los comienzos, por lo tanto todos los aportes, todas las ideas que puedan surgir se pueden incorporar y aceptar en las mesas de negociaciones.

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s